Primera Plana
Locales
Nacionales
Internacionales
Y Usted Que Opina?

Historias Reales

Brown Bear
Roberto Arguello
Sahara Del Sol
Cita con el Amor
Perrin Tin Tin
solo para adultos
Sociales
Horoscopos
Chistes
Clasificados 

Contactarnos

HISTORIA DE CALIF
 
RADIO EN VIVO

 


 
 


HOROSCOPOS Pág 12

Chistes Pág 20

 


 

Mario Moreno no era tan agradable como “Cantinflas”

Que si era pedante y megalómano, que ignoró la matanza de Tlatelolco por sus vínculos con el PRI, que se avergonzaba de su origen humilde y escondía las tortillas bajo el mantel, que si le gustaba presumir de sus actividades filantrópicas, que no soportaba que sus películas se exhibieran junto con otras…

El que alguna vez quiso ser boxeador y médico (eraestudiante de Medicina en la UNAM), Mario Moreno Reyes, era mucho menos simpático que su personaje “Cantinflas”, según algunas versiones.
Este martes 12 de agosto, a 103 años del nacimiento del legendario comediante, mostramos las dos caras de la moneda: la bonita y la no tanto

Las pocas pulgas del “peladito” más famoso de México quedan de manifiesto en un artículo para la revista de la UNAM (número 119, enero de 2014), en el que la escritora Rosa Beltrán recuerda la entrevista que una joven Elena Poniatowska le hizo al actor, y que el público puede revivir en el libro “Palabras Cruzadas” (Editorial Era).

“De todas las entrevistas, la de Mario Moreno es la más árida, la más difícil. El personaje no sólo no es simpático, contra lo que uno supondría, sino que ni siquiera cantinflea: simplemente se limita a contestar en tono prepotente una que otra pregunta con monosílabos. No, sí; ‘¿le gusta Chaplin?’, ‘Sí, me gusta’. ‘Cómo que por qué’. ‘Porque me gusta, no tengo que dar explicaciones’. ‘No, Tin Tan no me gusta, porque no y ya’. Pero Poniatowska no se arredra y hasta sonríe cuando Cantinflas después de unas pocas preguntas se le queda mirando y le dice: ‘Una cosa es pasarse de listo y otra pasarse de idiota ¿no cree usted?’. Acto seguido, le abre la puerta de su casa y la corre.

Para el escritor Guillermo Cabrera Infante, “Cantinflas” era “un hombre insoportable”. En un texto recopilado en el libro “Cine y sardina” (Santillana) escribe: “Cuando lo entrevisté en pleno auge de su carrera me declaró con una insistencia estúpida que quería hablar solamente de susobras pías. Le expliqué lo mejor que pude que había venido a verlo por sus películas. Pero repetía que había que reconocer su importancia como benefactor no de las artes y las letras sino de grupos sociales en todas partes. La entrevista fue, literalmente, un evento que no tuvo lugar y nunca la publiqué. Pero pensé que ‘Cantinflas’ se había creído en un sentido samaritano… Ahora ‘Cantinflas’ daba limosnas…”.

También recuerda en ese texto que “Cantinflas” “exigía siempre que sus películas se exhibieran solas en tandas múltiples. Y cuando la Columbia (inadvertida o porque su popularidad declinó) puso en el mismo programa, de relleno, otra película, ‘Cantinflas’ rompió con la compañía americana. Como Greta Garbo, quería estar solo o brillar como una estrella solitaria en el promiscuo firmamento del cine”.

“Era un caballero”
Otra canción oímos del promotor de espectáculos Enrique Vidal, quien conoció y convivió con Mario Moreno “Cantinflas”, a quien tuvo la oportunidad de entrevistar en Mérida en 1963, cuando el astro durmió en esta ciudad a su paso para Venezuela, donde participaría en un festival.

“Vino en avión propio con la actriz Dacia González. Me dijeron que estaba cenando en Tulipanes y acudí. Conmigo siempre se portó como un caballero, pero hay muchas versiones, muchos rumores”.- Patricia Garma M. de O.

Mario Moreno | Yucatán
El actor visitó Mérida al menos en tres ocasiones, una de ellas para torear en el desaparecido Parque Carta Clara.
De pocos amigos

“A Mario le gustaba la comida yucateca pero no tenía amigos aquí, no era de muchas amistades por la misma fama; era retraído, llegaba a hoteles, aquí estuvo en el Hacienda Inn y Montejo Palace”, recuerda el promotor de espectáculos Enrique Vidal.

Rey en Mérida
Vidal le organizó a Mario dos homenajes en la capital yucateca, en 1972, con “los monstruos sagrados del cine mexicano”. “Vinieron al Teatro Peón Contreras, entonces cine, Dolores del Río, Fernando y Julián Soler, y Sara García. Mario cerró”, recuerda. Y en 1978, el actor fue coronado “Embajador Mundial de la Alegría”. Silvia Pinal recibió la corona de “Reina del cine nacional” en el mismo evento en Mérida.
Enrique Vidal convivió con Moreno Reyes, en 1980, en la metrópoli, cuando concursó y ganó en “Las 13 preguntas del 133 sobre “Cantinflas”, quien por cierto lo acompañó al último programa y lo apoyó mucho. “Conmigo se portó como un caballero”,

 

MIRE AQUÍ LAS PAGINAS, COMO SALE EN EL PERIÓDICO.

EDICIÓN AGOSTO 15, 2016

32

Hoy en El Superior

MIRA EN YOUTUBE VIDEO

Quieres saber cómo puedes alargar tu vida? Estudios científicos dicen que…..click aquí

 


 




 



 

 
contador de visitas

Derechos Reservados El Superior ©
Con gusto recibiremos sus comentarios
Director: Jesus Heredia