Primera Plana
Locales
Nacionales
Internacionales
Espectáculos
Y Usted Que Opina?
Capsulas de Motivacion
Brown Bear
Roberto Arguello
Sahara Del Sol
Cita con el Amor
 

Deportes
Precious Moments
Secciones Especiales
 
Cultura Sin Fronteras
Perrin Tin Tin
solo para adultos
Chistes
Sociales
Salud
Horoscopos

El Superior
Locaciones
Editorial
Suscribirse
Contactarnos
Archivos

 

 
 
 
 

 

¡¡Quiiiiubolesss! ¡¿Qué pasó mis estimados muralleros de Trump?! Y que se sueltan los putazos el viernes pasado, y seguramente va a haber mas, ¿he? Ni se les ocurra enlistarse p’a ir a pelear pensando que van a arregla papales, ya ven como se las gasta el pelos de elote, en vez de agradecer los deporta, y hablando de deportaciones ¿Por qué los mexicanos andan haciéndola tanto de pedo porque el trompudo ha mandado a la Guardia Nacional? Ni que fuera la primera vez. Bush hijo ya la mandó una vez el hijo de la…El negro también la mandó y tampoco la hicieron de pedo, pero ahora que El Trompas ha mandado a La Guardia Nacional andan con un pedo de la poca madre, hasta el otro copetes salió a dar una declaración diciéndole al trompas, que si traía pedo con su congreso, que se las arreglara con ellos y que no estuviera chingando a los mexicanos. ¡O, sea! ¡Qué chingados! Él como el mero chingón de los gabachos puede mandar a la hora que le de su puta gana a toda la Guardia Nacional, al Ejercito, a la Naval y a toda la policía que quiera a su frontera, ya que p’a eso es el mero mero del gabacho. Que disque es una ofensa ¿Cuál puta ofensa? ¿Qué no se supones que en la casa de uno, uno puede hacer lo que le de su chingada madre? Levantar bardas, poner los guardias que uno quiera p’a que no estén de güevones nomas tragando y ganando sin trabajar, ¡O, sea! ¡No mamen!
La cucharita: En un restaurante uno de los clientes de una mesa, se da cuenta que el mesero, lleva una cucharita de las de café en el bolsillo de la chaqueta. Se fija un poco mas y comprueba que todos los meseros llevan cucharitas en los bolsillos de sus respectivas chaquetas. Intrigado, le pregunta al mesero: Lo de la cucharita en el bolsillo ¿es por algo?- Si señor, es que ha habido una consultoría para ahorrar costes. En ella se ha comprobado que la cucharita de café es la pieza que más veces se suele caer al suelo, nosotros la reponemos inmediatamente y en el siguiente viaje a la cocina volvemos a colocarnos otra. De esta forma ahorramos un 3 por ciento de nuestro tiempo. –Muy inteligente, sí señor. Al rato, el mismo cliente, observa que le cuelga un hilito hábilmente disimulado de la bragueta. Igualmente comprueba que todos los meseros están en la misma situación. Vuelve a preguntar al mesero: Lo del hilito en la bragueta ¿seguro que también tiene una explicación? Efectivamente. En la misma auditoría se ha comprobado que por la cantidad de horas que nos pasamos en el restaurante, tenemos necesidad de ir varias veces al servicio. Con la cuerdecita nos la sacamos sin tocarla, con lo cual evitamos perder tiempo lavándonos las manos lo que produce una horro del 4 por ciento en el total de la jornada. Se queda el mesero pensando y dice: Bueno para sacarla, muy bien, pero ¿cómo se la guardan? -Los demás no lo sé, yo uso la cucharilla. ¡Jajajajajaja!
Cobrar la factura Un individuo va a cobrar una factura a una casa. Llama a la puerta y le recibe una señora estupenda en pijamas muy sexys. ¡Ejem!... Buenas, venía a cobrar esta factura. La mujer la analiza y le contesta: Mire es preferible que venga mañana porque es de mi marido y ahora está de viaje. Vuelve al día siguiente, llama y le recibe la misma mujer, esta vez sin pijamas. –Lo siento pero mi marido ha retrasado el viaje, le importaría volver mañana. Por tercera vez se dirige el señor a la casa. Cuando esta llegando piensa que la mujer se le esta insinuando y antes de llamar al timbre se baja los pantalones. Se abre la puerta y aparece el marido de la señora. El cobrador analiza rápidamente la situación y le dice:- ¡Vengo a cobrar esta factura y,... o me la paga o le meo.! ¡Jajajajaja!
¡Ampaaaaro! Un hombre que va al otorrinolaringólogo, mire doctor vengo porque tengo un problema.-¿Qué le ocurre? –Que mi esposa está mal de la escucha, no oye muy bien. –Y ¿Dónde está su esposa?- Aquí esta el problema doctor, que no quiere venir, que dice que son manías mías, que yo estoy loco, que ella está bien. -Pero si no me trae a su esposa ¿cómo quiere que le haga un diagnóstico? -Doctor, piense algo, porque estamos a punto de separarnos y yo la quiero mucho y no desearía perderla.- Mire..., no sé,... lo único que se me ocurre es que cuando usted llegue a casa la llama por su nombre y la va llamando mientras se acerca hasta que ella le oiga y cuando ella le conteste, mide la distancia que hay entre usted y ella y así podré saber el grado de sordera que padece. ¡Gracias doctor ha salvado usted un matrimonio! El hombre llega a casa y nada más abrir la puerta grita: ¡AMPARO!...silencio. Pasa al recibidor y vuelve a gritar: ¡AMPARO!....nada. Desde el pasillo de nuevo:!AMPARO!... nada. Entra en el salón e insiste: ¡AMPARO!...silencio total. Por fin entra en la cocina, la mujer estaba preparando un guiso y se coloca a la espalda de ella, a un palmo del cogote y le grita: ¡AMPAAAARO! Y ella:-¡¿Qué chingados quieres pendejo?! Te he contestado ya cuatro veces, güey?! ¡Jajajajaja!
Robo a la joyería: Un atraco a una joyería La policía, como no, acude rápidamente al lugar de los hechos, tras varias horas inspeccionando la zona, ni una sola pista. En esto que comenta el guardia a su compañero:- No podemos presentarnos ante el jefe con las manos vacías, ya sabes que tiene muy mala leche ¿qué hacemos? El compañero se queda mirando un rato el lugar, y en un portal cercano ve durmiendo plácidamente un borracho, y dice: -¡Ya está! Principal sospechoso el borracho. Se lo llevan a la judicial. Una vez allí, comienza el interrogatorio por parte del encabronado inspector: Muy bien simpático ¿dónde están las joyas? (el borracho ni palabra) -¿Que dónde están las joyas? No te hagas pendejo, (y el borracho me dio dormido, ni palabra) Tras preguntarle unas 10 veces, y lógicamente no encontrar respuesta, dice: -¡Guardia tráigame un balde de agua fría, verá este güey como se espabila! Le coge la cabeza al borracho y comienza a meterla en elbalde de agua fria mientras le pregunta una y otra vez: -¿Dónde están las joyas? ¡colabore! ¿dónde están las joyas? El borracho comienza a despertar, y tras unos minutos, y sin entender nada de lo que pasaba, grita: -¡Contraten un buzo por favor, que yo no las encuentro! ¡Jajajajaja!
Su propio médico lo condena a muerte: Una mujer acompañó a su marido a la consulta del médico. Después del chequeo habitual, el médico llamó a la mujer sola a su despacho y le dijo: -Señora, su marido tiene una enfermedad muy grave, combinada con un estrés terrible. Si no hace lo siguiente, sin duda él morirá. Cada mañana, prepárele un desayuno saludable. Sea amable y asegúrese de que esté siempre de buen humor. Prepárele algo rico para comer, que se alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Cuando regrese a casa debe esperarlo con una cena especial. No lo agobie con tareas, porque podría aumentarle el estrés. No hable de sus problemas ni discuta con él, sólo agravará su estrés. Intente que se relaje por las noches, utilizando ropa interior “sexy” y dándole muchos masajes. Y lo más importante, haga el amor con él varias veces a la semana. Si puede hacer esto durante los próximos 10 o 12 meses, creo que su marido recuperará su salud completamente. De camino a casa, el marido le pregunta a su mujer: ¿Qué te dijo el médico? -¡Que te vas a morir! ¡Jajajajaja!
¡Hay nos guachamos hijoooos!



Hoy en El Superior




 

 





 
 
 
 
 

Derechos Reservados El Superior ©
Con gusto recibiremos sus comentarios
Director: Jesus Heredia
free-counters.net @ free hit counters