Noticias
Primera Plana
Locales
Nacionales
Internacionales
Espectáculos
Capsulas de Motivacion
Brown Bear
Roberto Argüello
Sahara Del Sol
Cita con el Amor
Historias Reales

Deportes
 
Secciones Especiales
Cruzando La Linea
Cultura Sin Fronteras
Perrin Tin Tin
solo para adultos
Chistes
Sociales
Salud 
Horóscopos

El Superior
Locaciones
Editorial
Suscribirse
Contactarnos
Como Anunciarse
Archivos
 
 
 
 
OPINIONES AL Mail: jlahg@hotmail.com

 

“ALFARO”

Doña Esperanza. Hace unos días durante el programa “Buenos Días Metrópoli”, en una de las intervenciones de la periodista Griselda Torres Zambrano dijo que había hablado a la estación una señora de apellido Cuevas la cual decía que ¿qué tan peligroso era que un cadáver estuviera durante 5 días en una casa? Esta es la historia: Doña Esperanza es una mujer de la tercera edad, según escuché, vive en la colonia Ferrocarril de la ciudad de Guadalajara, Jal.

La señora Cuevas llamó a la estación de radio el martes 5 de este mes y dijo que tenía una vecina de la tercera edad que se le había muerto su único hijo y que entre todas las vecinas se habían juntado para recabar fondos para ayudar a la señora con los gastos fúnebres, pero al ver las vecinas lo que habían juntado al final de cuentas se quedaron con el dinero.

Según estudios que se han hecho, la tercera edad empieza a los 68 años. Al parecer doña esperanza anda rondando los 80 de dad. Cuando uno pierde a sus padres es muy duro, perder a uno de tus hijos, me imagino que igual, pero ver a tu único hijo que se te muere y aparte eres una persona vieja y pobre, verlo ahí por 5 días y sin poder hacer nada y sufrir la crueldad de tus vecinos, que nada justifica el que sean pobres para quedarse con lo que supuestamente juntaron para la ayuda es una situación fácil de entender.

La primera vez que escuché en nombre de Enrique Alfaro hace ya muchos años. La forma en que lo escuché fue atreves de un audio en donde se escuchaba supuestamente su voz que decía algo así mas o menos como “Si no le bajas te voy a partir tu madre”, dirigiéndose a un periodista.

Después de eso no supe qué pasó con ese periodista, pero a partir de ahí Alfaro ya lo escuchaba muy a menudo, fue diputado, presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga Jalisco, por cierto que siendo edil de ese municipio mando hacer una votación o plebiscito para que la gente votara para que quedara o siguiera, o sea, para aprobar o desaprobar su administración.

Por cierto ahora que es presidente municipal de Guadalajara la volvió hacer. La ratificación de mandato en el cual obviamente lo “ratificaron” supuestamente todo el municipio de Guadalajara o por lo menos la mayoría.
Enrique Alfaro, me parece un tipo déspota, autoritario que confunden el servicio público con el poder. Es uno de esos tipejos que piensan que el tener un cargo, es como tener su propia empresa y no se da cuenta que un puesto de elección popular es un privilegio. Con solamente escucharlo hablar se nota la altivez con que lo hace y no se diga en su actuar.

Hace pocos días apoyado por la policía de la cual él es la máxima autoridad, mandó arrestar a una persona mayor nomas porque no estaba de acuerdo con él y le hicieron cargos de alterar el orden pública, o sea, la libertad de expresión no existe para él, recuerden lo que escribí líneas arriba “si no le bajas te voy a partir tu madre”. Para estas fechas navideñas en Guadalajara existía la tradición que en algunas partes de la ciudad había personas que se vestían de Santa Claus para tomarse fotos con ellos, era una tradición que aun y con la era digital no moría, los padres acudían a las diferentes partes donde tradicionalmente se encontraban estos personajes, pero a la llegada de Alfaro, simplemente los prohibió y mató esa tradición familiar navideña.

Hace unos meses contrató los servicios de los “Mexicanicos”, Discovery Channel para que le diseñaran unos autos eléctricos y sustituirlos por las tradicionales “Calandrias”. No sé si hizo el programa con ellos, porque si apareció en el programa ¡Uff! Eso costó y costó un dineral sin contar de a como le saldrán los mentados carros eléctricos y a como se los dará a los calandrieros. Algunos de esos calandrieros aun siguen en pie de lucha.

Para los que no conozcan las calandrias, son unos carruajes jalados por caballos que le dan un paseo por la ciudad de Guadalajara y eso era otra tradición tapatía que por lo que veo se va a salir con la suya y la matará también.

Desde las administraciones pasadas se otorgaron permisos de construcción a empresas que construyeron más pisos de los autorizados y Alfaro prometió que sancionaría a los responsables, ex funcionarios y empresas pero no fue así, lo doblaron, dicen que con 48 millones de pesos mismos que como a cualquier autoritario se le ocurrió hacer un programa llamado “Arte Urbano’. No mandó demoler lo que por ley tenía que haber hecho, no castigó a nadie, pero si tuvo la ocurrencia de pagar por un pedazo de metal que según tiene forma de bolígrafo 1 millón 300 mil pesos. Una cabeza enorme de bronce en pleno centro de la ciudad que tapa la vista de la catedral símbolo de Guadalajara con un costo de cuatro millones y medio de pesos. Una horrible figura de lamina llamada “Sincretismo” a un costo de cinco millones 200 mil pesos, ya pusieron un caballo que tal pareciera que es uno de los cuatro jinetes del apocalipsis, parece que costará 10 millones, y así seguirá poniendo su “Arte Urbano”, hasta gastarse los 48 millones en sus cuates. El pasado sábado 9 del presente, este hombre se registró para contender hacia la gubernatura del estado de Jalisco, si no pasa otra cosa este populista ganará y la verdad no me gustaría que mi estado se llenara de “Arte Urbano” Tal vez usted dirá ¿Que tiene que ver Alfaro aquí? Pues en esta parte de California vive aún enorme comunidad del estado de Jalisco, y desde aquí pueden influir en elegir quien será el próximo gobernador de ese estado. Y ¿Qué tiene que ver Enrique Alfaro con doña Esperanza? Que con el pretexto de llenar de cultura la ciudad de Guadalajara opacamente está beneficiando a sus amigos “artistas” opacamente con 48 millones de pesos y mientras se gastaba ese dinero doña Esperanza tenía el cadáver de su hijo durante 5 días por no tener para sepultarlo. “Y USTED… ¿QUE OPINA?”


Hoy en El Superior


 

Derechos Reservados El Superior ©
Con gusto recibiremos sus comentarios
Director: Jesus Heredia